Atención plena

El ejercicio perfecto

Deliberadamente, con toda la atención, enfocados, podemos liberarnos de las frívolas demandas, compulsiones y proyectos. No siendo adictos al ritmo de la vida establecido por fuerzas externas cuyas motivaciones suelen conducir a su propio beneficio, el sabio que podemos ser, si así lo elegimos, podrá concentrar su energía en las cosas que realmente importan y … Sigue leyendo

Atención plena

Entropía

Cuando se nos deja solos, sin ninguna demanda a la que atender, el desorden básico de la mente se manifiesta. Sin nada que hacer, la mente sigue modelos aleatorios, por lo general se detiene en pensamientos dolorosos o perturbadores. A menos que una persona sepa cómo proporcionar orden a sus pensamientos, su atención se sentirá … Sigue leyendo

Atención plena

Plenamente

Al parecer todo esto es bastante sencillo: Seguir el camino que nos lleva a lo que somos y no olvidar que La sonrisa es la mejor arma para derrotar a la derrota Para conseguirlo sólo hay que aplicar dos principios también muy sencillos: Estar plenamente donde estamos y Disfrutar el momento El único problema que … Sigue leyendo

Atención plena

Suficiente

Cada momento es libre y total. A cada momento renace mi capacidad de elegir. No importa cuántos errores haya cometido. No los arrastro conmigo, aunque pueda creer que sí. A cada momento soy libre de elegir. Soy libre de asumir la responsabilidad de mi vida. «Aquí estoy, en la oscuridad, y no parece haber ninguna … Sigue leyendo

Atención plena

Mindsight

“Mindsight” es el término que utiliza el doctor Daniel Siegel, director del Instituto Mindsight de la UCLA, para referirse a la capacidad de autocontemplación que tiene la mente. Su notable trabajo defiende con solidez que los circuitos cerebrales que utilizamos para el autodominio y el autoconocimiento son en gran medida los mismos que activamos para … Sigue leyendo

Atención plena

Debería

Son muchas las cosas que se encuentran más allá de nuestro control, sobre todo en relación a la conducta de los demás o los acontecimientos del mundo. Por eso, el empeño en cambiar esas cosas puede acabar consumiendo mucha energía que podríamos destinar a otros menesteres, con la correspondiente decepción, ansiedad y hasta angustia. Observe, … Sigue leyendo