La poesía de los e-soliloquios

Cerrojillos

Quizá no deberíamos intentar llegar al fondo del amor, sino penetrar en su misterio como si fuésemos cerrojillos, esos acróbatas que entran y salen como flechas de las ramas, blancos por la escarcha.

Roberta Hill Whiteman, Canción para lo que nunca llega

Cerrojillos disfrutando, jugando con el aire entre las ramas, y blanqueándose con la escarcha.

Vida entrando a raudales en su disponibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s